Recordamos en un nuevo aniversario el incidente ocurrido con pilotos y personal de la Base Aeronaval Comandante Espora, el 22 de mayo de 1962.