Juan Antonio Abarzúa relata los pormenores de la expedición de un grupo de periodistas al lugar de la caída de un objeto en Tarija, Bolivia, el 6 de mayo de 1978.

Anuncios