Marcelo Metayer relata los acontecimientos ocurridos en noviembre de 1986 en una casa de La Plata, en la cual brotaba sangre.

Anuncios