El caso de Kenneth Arnold, fue el inicio de una serie de denuncias de objetos voladores no identificados. Conocidos popularmente como platos voladores. Editorial de Carlos Alberto Iurchuk

Anuncios