Joaquín Abenza Moreno nos relata un singular encuentro en una carretera española.

Anuncios